Error de diseño en la promoción de cine


(SEMANAeconómica.com, 02/01/2013)

Hay un error de diseño fundamental en la política de promoción de cultura peruana, por lo menos en lo que respecta al fomento del cine peruano.  Cualquiera que esté ligado al sétimo arte en el país sabrá que su mayor posibilidad de adquirir financiamiento para un proyecto es apelando al concurso que hace una vez al año el Dicine, anteriormente llamado Conacine (cuando aún no estaba incluído en el relativamente nuevo Ministerio de Cultura).  No obstante, -y aquí el principal problema- el concurso no define responsabilidades posteriores al lanzamiento del proyecto cinematográfico.  Así, alguien que gana todos los fondos a los que apela, básicamente porque un grupo reducido de jueces seleccionados decide que es un proyecto que merece ser promocionado, no tiene que producir una película que haga click con el público.  De hecho, puede obviar completamente los intereses y los gustos de la audiencia peruana.  Total, ya ganó su premio.  Ya tiene su dinero y ya pagó las cuentas.  Y, si supo administrar los fondos obtenidos, ya se pagó a sí mismo su sueldo de director, productor y/o guionista y puede sentarse a planear su siguiente proyecto. …

(Seguir leyendo)

Leave a Reply