Tres del nacionalismo


(Economía de los Mil Demonios, 23/07/2013)

Antes de que La Mula decidiera reprogramar toda su plataforma en Logo, yo estaba haciendo un sondeo de cuánto se preocupan nuestros congresistas por las consecuencias de sus actos.  Para esto, había agarrado un muestro de sus proyectos de ley y chequeado la sección “análisis costo beneficio”.  Como a lo mejor ya saben -porque siempre insisto en ello-, por reglamento cada congresista que propone un proyecto está obligado a considerar los costos de lo que está planteando y compararlo con los beneficios.  Si los costos son mayores que los beneficios, el proyecto no debería ni presentarse.  No obstante, como a la mayoría de los congresistas le vale madres las pérdidas que nos generan sus pachotadas al resto del país, lo más común es que en esa parte pongan algo así como “ni se preocupen, que este proyecto no genera gasto alguno”, lo cual está doblemente mal: Nadie le ha preguntado por el gasto (cuánto dinero habrá que desembolsar para pagar por su proyecto, sino qué pérdida de eficiencia social nos está generando, lo cual puede ser que sea dinero, pero también puede que no lo sea) y usualmente sí que nos genera gasto, pero el congresista ni enterado. …

(Seguir leyendo)

Leave a Reply