Dos conocidos y uno fantasma


(Economía de los Mil Demonios, 20/08/2013)

A ver, sigamos con esto.  En un momento en el que pareciera que el Congreso no puede caer más bajo hay que aceptar su maravillosa capacidad para volvernos a sorprender con una pachotada nueva.  En ese sentido, lo que he venido haciendo es ir congresista por congresista en orden alfabético evaluando un proyecto de ley al azar escrito por él para determinar si le importa el costo que le genera a la sociedad con su iniciativa.  Recuerden, por ley cada congresista tiene que hacer un evaluación costo beneficio de sus proyectos.  Lo que estoy haciendo es chequear si lo hicieron y si lo hicieron bien.  El último post de esta serie fue éste. …

(Seguir leyendo)

Leave a Reply