Aventuras de un Freelance (13)


(Economía de los Mil Demonios, 09/03/2011)

La tentación de buscar un chivo expiatorio cuando algo sale mal de hecho que es inmensa.  Nada es más cómodo que tener alguien dentro de tu organización a quién echarle la culpa como primera reacción cuando hay un problema.  Eso ayuda a sentirse mejor con uno mismo… pero por supuesto que en el largo plazo le hace daño a la empresa, porque te impide buscar los verdaderos motivos por los que las cosas están saliendo mal, de tal manera que lo puedas corregir.

Me pasó hace varios años (casi una década), que estaba colaborando con una empresa que tenía por costumbre echarle la culpa de absolutamente todo lo que pasaba al conserje.  Digo “conserje” a falta de una palabra más amable. …

(Seguir leyendo)

Leave a Reply