En la recta final


Esto él lo toma como una burla. Pretende saltar encima de mí, pero no puede. Drakken y los suyos, que ya estaban listos, disparan ráfagas de balas contra él y contra sus dos acompañantes. Los tres caen al suelo heridos, pero no vencidos. Recién cuando están ahí tratando de recuperarse de todas las balas que han recibido, es que aparece Coco con una cara fiera y con sus manos transformadas en garras asesinas. (Seguir leyendo)

Leave a Reply