El sueldo percibido como una torta a ser repartida


(Economía de los Mil Demonios, 06/11/2012)

A veces me cruzo (en el mundo real o en las redes sociales) con gente que persiste en ver el debate laboral como la repartición de una torta.  Que todo aquel dinero que no es recibido por el trabajador termina en manos del empresario, quien por supuesto es un malvado explotador.  Siempre.  Pero que cuando uno encuentra excepciones a ese enunciado (como por ejemplo, el mismo causa con el cual uno está discutiendo, que casualmente tiene un buen trabajo y está bien pagado y etc, etc), nunca son tomadas en cuenta, porque “ésas no valen”.  Pero el caso del tío de la amiga -que lo botaron sin explicación alguna- o de la enamorada del primo -que estuvo años sin aumento de sueldo-, esos sí calan en la mente de esta gente y constituyen los “exhibit A” y “exhibit B” de que hay que proteger aún más a los trabajadores peruanos de los malvados empresarios. …

(Seguir leyendo)

Leave a Reply