Shane Black, Iron Man 3


Lo primero que hay que decir sobre Iron Man 3 es que no es una buena película bajo ningún estándar. Es la conclusión de la brillante trilogía que inició Jon Favreau con Iron Man, una película tan inteligentemente planteada y tan astutamente ejecutada que dio inicio a todo el MCU. La segunda de la trilogía no era tan buena, pero estaba a la altura del reto. A mí me gusta mucho y hay que reconocerle que es valiente en llevar la historia de Tony Stark al siguiente nivel. (Seguir leyendo)

Deja un comentario