Ponerse en los zapatos de otro es difícil


La mayoría de nosotros se preocupa solo por su persona y nadie más. (Seguir leyendo)

Deja un comentario