El primer paso es reconocer el error


(Economía de los Mil Demonios, 05/10/2012)

Hace un par de días fui al aeropuerto internacional Jorge Chávez a tomar un vuelo y me di con la penosa obligación de hacer una cola de hora y media para poderme chequear en el counter de la aerolínea y poder entregar mi equipaje.  Esta cola habría tomado mucho menos si no me hubiese tomado la molestia de chequearme previamente por internet.  Resultó que la aerolínea en cuestión tenía tres colas para el counter: una para los pasajeros VIP, otra para los pasajeros silvestres que se habían chequeado por internet previamente y otra para los pasajeros silvestres que no se habían chequeado previamente por internet. …


(Seguir leyendo)

Deja un comentario