Crónicas de un viaje anunciado (10)


(Economía de los Mil Demonios, 06/01/2011)

Sí, sí, yo sé que lo que está por venir es terriblemente políticamente incorrecto.  Que todo aquel ser humano que haya llegado a la adultez tiene que rendirle culto a los bebés porque son tan tiernos y tan inofensivos y que a los bebés no se les toca ni con el pétalo de una flor.  Y que si uno osa sugerir que hay que hacer algo para callar a ese maldito infante que llora y que llora y no se calla la boca, impidiéndole dormir a todos los demás pasajeros, de inmediato recibe el tratamiento del hielo por todos los demás.  Pero bien que todos lo están pensando.

Por supuesto que no estoy sugiriendo que se le agarre a cachetadas, como los nunca bien ponderados columnistas de un periódico de circulación nacional.  Ustedes saben a cuál me refiero, no hace falta que ponga el enlace. …

(Seguir leyendo)

Deja un comentario